Endoscopia

Como especialistas en endoscopia y laparoscopia veterinaria y utilizamos de forma habitual esta técnica de mínima invasión que permite, por un lado, procedimientos de diagnóstico de patologías que afectan a la morfología de órganos con aberturas naturales, y por otro, una intervención quirúrgica de mínima invasión, sin posoperatorio, sin dolor y con una recuperación del paciente prácticamente inmediata.

La especialización en Grup Veterinari de esta cirugía de mínima invasión se materializó en el año 2.002 con una importante inversión, tanto en los equipos de endoscopia rígida y flexible, como en formación y entrenamiento, pero también nos permitiría ser una de las pocas clínicas que contaban con esta tecnología en nuestra comunidad y al mismo tiempo nos convertía en centro de referencia para otras clínicas veterinarias que comenzarían a enviarnos sus casos más urgentes y complejos.

Cualquier procedimiento quirúrgico que precise nuestra mascota, es posible realizarlo con esta técnica de mínima invasión, permitiendo evitar las recuperaciones largas y dolorosas que pueden aparecer con la cirugía convencional.

La endoscopia es un procedimiento de rutina dentro de la medicina veterinaria. Consiste la introducción de una lente dentro de un tubo o endoscopio, a través de un orificio natural, una incisión quirúrgica, o una lesión abierta, para la visualización de algún órgano o cavidad corporal.
Es una técnica no invasiva, apenas agresiva, lo que permite reducir riesgos y complicaciones, y permite que las recuperaciones de los animales sean inmediatas y mucho menos dolorosas que las técnicas convencionales.
Las utilidades principales de la endoscopia son:

  • Realización de biopsias y toma de muestras de tejido para su estudio microscópico.
  • Extracción de cuerpos extraños que se hayan ingerido accidentalmente.
  • Realización de intervenciones, tanto a nivel diagnóstico como quirúrgico.
X