Lucho es un cruce de pastor alemán de dos años de edad.
Hace unos días tuvieron que traerle a nuestra clínica de Valencia con un cuadro de vómitos, al parecer se había tragado una pelota, de un material similar al de las pelotas de tenis, pero afortunadamente para él de menor tamaño.
Confirmamos que la pelota estaba en el estómago y se decidió realizar la extracción mediante endoscopia.
La endoscopia es un método mínimamente invasivo que nos permite visualizar el objeto y mediante instrumental especializado extraerlo sin necesidad de realizar una cirugía convencional, por lo que el animal en poco tiempo está en su casa, sin sufrir un largo post operatorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *